Grandes viajes: Consejos de un aventurero

Entrando ya en materia, no quería dejar pasar el primer post, sin centrar la mirada en una serie de consejos imprescindibles a la hora de abordar un gran viaje. Por supuesto tendréis que ser vosotros mismos los que, dependiendo del viaje, añadáis lo que consideréis oportuno, aunque si tenéis alguna duda, estaré encantado de resolvérosla.

ConsejosAventurero1.jpg

Lo primero que hay que se debe hacer cuando uno sale de España es contar con el mayor número de documentos identificativos posible, en nuestro caso el NIF y el Pasaporte, y si vamos a conducir en el extranjero, el Permiso de Conducción Internacional y el Nacional. Sé que puede parecer excesivo pero sé por experiencia personal que encontrarse sin documentación es una experiencia de lo más desagradable y a todos se nos puede olvidar o perder uno de ellos, y no es lo mismo estar en Francia que en Mongolia o en los mismísimos EEUU. Eso sí, nunca la llevéis en el mismo sitio quiero decir, si el DNI lo tenéis en la cartera, el Pasaporte en la maleta.

  • Nunca salgáis de España sin un seguro, pero ojo! Un seguro de viaje, no de vida ni de salud anual, también por experiencia se que algunas empresas aprovechan el desconocimiento, para clavarte un seguro con permanencia mínima de 1 año y que puede multiplicar el precio enormemente. No suele costar más de 100€ y en la mayoría de los seguros privados de salud están incluidos. Comprobar que cubren; repatriaciones, consultas médicas básicas, operaciones de primer grados, estancias en hospitales, transportes en ambulancias, en fin, lo máximo posible.
  • Llevad siempre a mano la dirección de las embajadas, principalmente en países complicados.
  • Particularmente, siempre llevo fotocopias de todos los documentos, de documentación identificativa y sobretodo de billetes, reservas en alojamientos, es más siempre recomiendo que cada integrante del viaje lleve también una pequeña carpeta con copias de toda ella. Así, en caso de perderse, todos los viajeros podrán facilitarla a alguna autoridad, y si es un compañero quién la pierde, el del al lado podrá echarte un cable.
  • Dentro del viaje propiamente dicho, principalmente si es largo, aconsejo dejar un día de margen por lo que pueda ocurrir. ¿Esto qué quiere decir? Pues que si se planea una ruta de pongamos, 18 días, planifiquéis 17 de tal manera que, si por alguna razón un día os perdéis, os queréis quedar en alguna ciudad un poco más o cualquier otra cosa, no os suponga perder un avión o algo parecido. Si llegáis al final con un día de adelanto, simplemente lo disfrutáis en este último lugar, por eso también suelo recomendar acabar el viaje en una ciudad grande.
  • Tened siempre un Plan B, o sea, no dejéis que los imprevistos os amarguen las rutas, obviamente no merece la pena buscar una alternativa a cada actividad, no es lo mismo ver un museo que visitar un ciudad o hacer una ruta en kayak por los Everglades, por eso, para los segundos casos, planificar viaje alternativos o jornadas de descanso.
  • Los Gabinetes de crisis, muy famosos en la jerga de mis aventuras son reuniones con el resto de integrantes en las que se analiza la situación y se toma una decisión que a todos les convence. Puede parecer una chorrada, no hace falta que nos sentemos en una mesa con café , pluma y una secretaria tomando nota durante 4 horas, puede hacerse en mitad del desierto, con 3 ligodrilos al lado y en 2 minutos, pero lo importante es estar convencido de que la decisión que se toma se hace entre todos, aunque seas el/la líder del grupo, nunca debéis dar por hecho las decisiones y opiniones del resto, es importante que todos se sientan importantes en la aventura aunque uno tenga más iniciativa.

Creo que con esto es más o menos suficiente, hay más cosas como la tarifa del móvil, los transportes desde el aeropuerto al alojamiento en caso de ser necesario, el seguro del coche (recomendable a todo riesgo) y su paso por los peajes (suele estar incluido en EEUU), pero lo más importante creo que está explicado, si acaso recuerdo algo más, editaré el post.

“¡¡¡A dónde vas tan lejos hijo mio, con las cárceles que hay por ahí!!!” – Mi abuela cuando salgo de viaje : )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *