La vida puede ser maravillosa!!

Tras mucho tiempo sin aparecer por aquí, mea culpa, volvemos con una historia que descubrí en persona y me pareció bastante curiosa y sobretodo, muy gratificante.

Andres Montes1

Dentro de unas semanas, hará 5 años que se fue uno de los mejores, bajo mi punto de vista, periodistas que ha habido en este país, y no me voy a buscar su trayectoria profesional o académica, no,  simplemente de sensaciones, y sin duda Andrés Montes consiguió hacer que este país conociera a muchos jugadores de la NBA de los que nadie había oído hablar, alzara las audiencias de los partidos de baloncesto de España que no era como para tirar cohetes, y aunque sin contentar a todos, retransmitiera los partidos de fútbol con un toque diferente, que hoy en día sigue con nosotros gracias a sus jugones, tiki taka, tiburón, computadora, decodificador, etc. Sirva esto como mi personal homenaje.

Hace unos meses, fui al cine a ver la última película de Woody Allen, aunque en su caso sí que se puede decir que nunca es la última, este tío no para. El caso, aunque la cinta no me estaba entusiasmando demasiado, Aprendiz de Gigolo, en una de las escenas de la misma apareció algo que me hizo afinar todos mis sentidos. En ella aparecían los protagonistas de noche conversando y de fondo en la televisión un partido de baloncesto, para más señas Finales de los años 70 entre los Sixers y los Blazers, y cuál fue mi sorpresa cuando de repente escucho “”, esa voz solo podía ser suya, del gran Andrés, “Canasta” se le escucha decir.

Andres Montes2

No dude en apuntar esto en mi teléfono para después contrastarlo en la red, y así fue, encontré algunos tweets y comentarios de gente que lo había escuchado igual que yo. Parece ser que Turturro, el directo, eligió la voz de Montes al alucinar con su energía, aunque pensaba que eran comentaristas mexicanos. Sus palabras fueron “Me enamoré de la voz del narrador. Encontramos el vídeo y lo guardamos, me llamó mucho la atención esa pasión. Manejamos varias opciones, como cinco o seis diferentes, pero cuando dimos con esa voz lo tuve claro

Lo que si he hecho es buscar en la película esa escena para poneros el minuto exacto en el que aparece ya que reproducir contenido de la misma es un delito y ¡Dios me libre! : ), minuto 29:47 aproximadamente.

Sirva esto como mi personal homenaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *